El PRAS es un proyecto del Ministerio del Ambiente que tiene la misión de liderar, promover e impulsar la reparación integral de pasivos socio - ambientales en el país; garantizando el derecho individual y colectivo a vivir en un ambiente sano y ecológicamente equilibrado. El PRAS es la entidad que brinda las directrices para que se efectúen los procesos de reparación integral, como parte del Ministerio del Ambiente.

La constitución del Ecuador 2008, establece en su Art. 72 La naturaleza tiene derecho a la restauración. Esta restauración será independiente de la obligación que tienen el Estado y las personas naturales o jurídicas de Indemnizar a los individuos y colectivos que dependan de los sistemas naturales afectados. En los casos de impacto ambiental grave o permanente, incluidos los ocasionados por la explotación de los recursos naturales no renovables, el Estado establecerá los mecanismos más eficaces para alcanzar la restauración, y adoptará las medidas adecuadas para eliminar o mitigar las consecuencias ambientales nocivas.

El Ministerio del Ambiente a traves del PRAS ejecuta una verificación en territorio de cada fuente de contamianción durante todo el proceso de remediación y además verifica el manejo de los Centros de Gestión de suelos contaminados con hidrocarburos. La Dirección Nacional de Control Ambiental, realiza el análisis de los resultados de los muestreos fisicoquímicos realizados al suelo remediado y en base a la normativa ambiental vigente emite las autorizaciones de taponamiento de cada fuente de contamianción remediada, una vez que la operadora haya cumplido con los parametros determinados en la norma.

En 10 años el Proceso de Reparación Integral en la Amazonía Ecuatoriana restituyó el derecho a vivir en un ambiente sano y ecológicamente equilibrado a más de 200000 pobladores de las provincias de Sucumbios y Orellana. Además se ha restablecido el derecho de la naturaleza a la restauración en un área de 262.567,31 m2 con un volumen de suelo remediado de 487.922,85 m3.

La Política Pública de Reparación Integral, asociada a pasivos ambientales y sociales es de carácter regulatorio y de obligatorio cumplimiento, tiene como enunciado garantizar la reparación integral de los daños ambientales para contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de todas y todos los ecuatorianos y la protección de los Derechos de la Naturaleza. Los principios de la Política Pública son:

  • "Quien contamina paga".
  • El Estado actuará en forma subsidiaria cuando se trata de restaurar los ecosistemas afectados por agentes económicos, sin descartar que el Estado repetirá contra el operador de la actividad que produjera el daño las obligaciones que conlleven a la reparación integral.
  • Las acciones y resultados de la gestión y reparación integral de pasivos ambientales deben enmarcarse en las líneas estratégicas que definen la Constitución de la República, el Plan Nacional del Buen Vivir y el marco estratégico del Ministerio del Ambiente.

Desde el año 2005 el Gobierno ecuatoriano lleva adelante varios proyectos para el cierre y remediación de pasivos ambientales que fueron generados décadas atrás por la actividad hidrocarburífera en la Amazonía ecuatoriana.

Este proyecto es una etapa altamente significativa en el proceso de aplicación de la Política Pública de Reparación Integral del Ministerio del Ambiente (MAE) en el Distrito amazónico (Sucumbíos y Orellana), porque restituye el derecho de las personas a vivir en un ambiente sano y efectiviza el derecho constitucional de la naturaleza a la restauración.

El proceso de restauración inició en el año 2005 con la Empresa Estatal de Petróleos del Ecuador, (hoy EP Petroecuador), la cual propuso la ejecución del Proyecto de Eliminación de Piscinas Contaminadas y Limpieza de Derrames (PEPDA), que fue aplicado en el Distrito Amazónico. El proyecto invirtió en infraestructura y equipamiento especializado para remediación ambiental y conformó un equipo multidisciplinario de profesionales en áreas de geomática, mitigación y remediación ambiental, tecnologías ambientales y laboratorios de monitoreo. Esto con el objetivo de eliminar fuentes de contaminación, remediar materiales contaminados y realizar un adecuado monitoreo ambiental en sus áreas de operación.

Con la finalidad de fortalecer las labores de limpieza de pasivos ambientales en áreas afectadas por las operaciones hidrocarburíferas en la Amazonía, en 2012 la Gerencia de Seguridad, Salud y Ambiente de EP Petroecuador desarrolló el Plan de Restauración Integral de Pasivos Ambientales (PRIPA), enmarcado en la Normativa Ambiental vigente y bajo el enfoque integral que plantea el Ministerio del Ambiente, a través del Programa de Reparación Ambiental y Social (PRAS).

Durante el período de intervención de los proyectos PEPDA y PRIPA, que se extendieron hasta el año 2013, se eliminaron 514 fuentes de contaminación (piscinas, fosas y derrames), de las cuales 419 estaban ubicadas en la provincia de Sucumbíos y de las que se extrajeron 392.205,61 m3 de suelo y se rehabilitó un área de 156.443 m2; mientras que en Orellana se eliminaron 95 fuentes de las que se extrajeron 102.957,36 m3 de suelo y en total se rehabilitó un área de 91.004 m2.

Una vez que Petroamazonas EP asume las competencias de EP Petroecuador en el Distrito Amazónico, y con el objetivo de dar continuidad a las acciones de remediación ejecutadas, en julio de 2013 se crea la Gerencia del Proyecto "Amazonía Viva", iniciativa que ahora cuenta con el apoyo de la Vicepresidencia de la República, y que tiene a su cargo la limpieza y rehabilitación de áreas afectadas por fuentes de contaminación identificadas como consecuencia de la operación hidrocarburífera en la Amazonía ecuatoriana.